¿Qué hace la oposición con sus Recursos Humanos?, Juan Moreno

cxc1En Cuba, casi todos hablan ya públicamente contra el gobierno militar. En la guagua, el mercado, las oficinas públicas y en los hogares. Muchos hasta se intuyen opositores por una u otra escena de rebeldía justificada contra la dictadura militar más larga que sufre este país desde su independencia.

Pero ser un opositor democrático es la entelequia aristotélica de la actuación ciudadana y su empoderamiento práctico y moral. De ahí que la potencialidad como opositor se da por el nivel de enfrentamiento físico contra las huestes de la policía de seguridad del estado y sus brigadas de respuesta rápida; pero también por el nivel de estructuración, organización y jerarquización, con que contribuya a la institucionalidad opositora.

En el archipiélago la distribución de fuerzas con que cuenta la oposición democrática para concretar un proyecto contestatario, es aun dispersa, mal capacitada o entrenada, y en su mayoría no posee un sentido de pertenencia a una ideología política o estructura que permita la valoración crítica de las estrategias que se siguen. Es ahí donde los Recursos Humanos (RH), como herramienta, son imprescindibles para construir un espacio favorable que sustituya el actual.

Los Recursos Humanos, se identifican con la función o gestión de seleccionar, formar y emplear y retener a los colaboradores de la organización, sean voluntarios o profesionales. Pero en sentido general es el trabajo que aporta el conjunto de miembros a una organización. Sobre ellos, se deben considerar propuestas y visiones que permitan el conocimiento de la disponibilidad y el aprovechamiento, que proyecten y demuestren la capacidad y eficiencia del proyecto de cambio.

La plataforma pro democrática, Candidatos por el Cambio (CXC), parte de la aplicación del conocimiento y la explotación de los Recursos Humanos para la concreción de un equipo de trabajo comprometido y enfocado en la preparación y capacitación de todos sus miembros y los ciudadanos en general.

Como se sabe CxC es una organización opositora al gobierno del partido comunista fundada en 2009, encauzada en los procesos electorales y la búsqueda del buen gobierno, tal y como marcó la pauta el Proyecto Varela y el Movimiento Cristiano Liberación, a finales del siglo XX.

Dentro de los Recursos Humanos, CxC, hace hincapié en el tema de la gestión del conocimiento en materia de derechos y legislatura electoral. Conceptualiza que la preparación estructural no es la “varita mágica”, que resolverá nuestros problemas, pero si nos permitirá enfocarlos en profundidad para desarmar una a una las estructuras del pensamiento totalitario y mesiánico que pervive lamentablemente en la sociedad civil democrática.

Esta visión sobre los R.H, permite el empoderamiento ciudadano desde las estructuras de base (las circunscripciones) en cada comunidad, pasando por los Consejos Populares, los municipios y las provincias, de forma ascendente, hasta las instancias superiores de gobierno (Asamblea Nacional), para así de manera firme y progresiva tomar posición mediante el poder ciudadano de los diferentes niveles de poder, y evitar algo a donde muchos compatriotas apuntan sin saber. Al vacío de poder, que apunta a la ingobernabilidad y la violencia.

En teoría, el diseño de la aplicación del uso eficiente de los R.H sería parte de la solución para una transición gradual, de la Ley a la Ley, y con gobernabilidad, dejando a un lado el propósito de algunos que solo ven en la calle la solución del problema cubano y que constantemente claman en el desierto, sin comprender la importancia de la construcción de estructuras para lograr sus objetivos.

Pero para materializar proyecto de la transición democrática, hasta ahora inalcanzable para unos, e inexplicable para otros, es indispensable realizar un trabajo de campo directamente con la ciudadanía y constatar en la práctica, que un número significativo de votos a candidatos independientes puede marcar la diferencia entre tiranía y democracia participativa.

Por otra parte la identificación de estos agentes de cambio en la mayor cantidad de localidades del país, permitirá dar el apoyo a una propuesta diferente en el escenario cubano. Capacitar, entrenar y asesorar sobre ley electoral, política y economía global y comunitaria a los líderes locales evitará en gran porciento el nacimiento de nuevos y viejos caudillos, con actitudes mesiánicas, egoístas y corruptas que para nada constituyen una representación de los intereses ciudadanos. Ellos proyectan una ideología idéntica a la política del régimen imperante.

A esa ideología debemos enfrentarnos con las armas del conocimiento y la aplicación de una política coherente de Recursos Humanos.
cubacandidatosporelcambio@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s